Blogia
Nocturne Cinéphage

'The postman always rings twice' - T. Garnett (1946)

'The postman always rings twice' - T. Garnett (1946)
Titulo: The ppstman always rings twice (El cartero siempre llama dos veces)

Año / País: 1946, USA

Género: Noir

Director: Tay Garnett

Guión: Harry Ruskin y Niven Busch (basado en la novela de James M. Cain)

Intérpretes: Lana Turner (Cora Smith), John Garfield (Frank Chambers), Cecil Kellaway (Nick Smith)
Hume Cronyn (Arthur Keats), Leon Ames (Kyle Sackett), Audrey Totter (Madge Gorland)

Fotografía: Sidney Wagner

Música: George Bassman, Eric Zeisl

Crítica: Hoy en dia, el cine negro no es lo que era. El film en cuestión, es un claro ejemplo de todo lo que nos puede ofrecer un gran film de género.
Una pelicula muy trasgresora para su época (nada más hay que ver su sexualidad, crudeza o violencia), con un reparto en estado de gracia (esos grandes Garfield y Turner) y con una dirección simplemente asombrosa. Se nos presenta con muchos de los aspectos propios de algunos films noir (objeto-detalle, juicios, "falsos culpables", femme fatale, seguro s de vida, etc...).
 
La adaptación de la novela, a diferencia de por ejemplo 'Perdición' de Billy Wilder, tardó a llevarse a la pantalla más de una década, por culpa en parte de la dura censura. Como he dicho en anterioridad, el film es bastante atrevido,para la época, en algunos aspectos. Y parte de su éxito en taquilla se debió, a parte de por la indudable calidad cinematográfica de la obra, a su violencia y sobre todo a sexualidad (ver esos besos entre los 2 protagonistas, o los vestidos que lleva Lana Turner enseñanando el ombligo, no muy propios de un film aparentemente comercial).
 
El cartero siempre llama 2 veces, supone uno de las grandes aciertos dentro del cine negro americano. Un film sobre una diversidad de temas gigantesca: odio, venganza, amor, desamor, traición, relaciones imposibles, fatalidad, azar, culpa, destrucción, sexo, deseo, etc..
 
 

La película s lo que se podria llamar un claro reflejo de una relación imposible, ligada a un azar fatal ya sea por desavenencias o por trágicos sucesos o accidentes, pero pase lo que pase, nunca podrá funcionar (justamente, y salvando las enormes distancias, como en la vida real entre ambos protagonistas).

El guión está muy bien escrito y estructurado, con unos personajes bien construidos y definidos, en el film los mismos están muy bien presentados, ver ese excelente plano detalle del pintalabios que se aleja y sube hacia arriba enseñandonos desde las piernas hasta la cara de Cora , el personaje de Lana Turner, primera y espectacular aparición, y muy apropiada para entender el flechazo que John (Garfield) siente por ella.

John Garfield estaba a punto de abandonar los estudios Warner, es decir se le acababa el contrato, cuando decidió entrar a formar parte de este film, que producía la Metro. Un actor que muchos hoy en dia quizás no conozcan mucho, pero fue un gran artista, ya no solo actor en pantalla grande sino en teatro e hizo muchas peliculas con directores del calibre de Robert Rossen, Elia Kazan o Howard Hawks entre otros.
 
 

Como anécdota decir que iba a protagonizar Un tranvia llamado Deseo de Elia Kazan, al final fué substituido por un jovencisimo y por aquel entonces prometedor Marlon Brando.

Volviendo a la pelicula, las actuaciones del triplete protagonista son simplemente maravillosas, no solo de Lana Turner o John Garfield, sino también del personaje de Nick, el marido de Lana Turner, interpretado por Cecil Kellaway, que está fantástico. Los 3 consiguieron uno de sus mejores trabajos como actores en este film. La dirección de actores fué magnifica, claro está.
Otro detalle que me encanta y sigue jugando con las metáforas (el film es muy metafórico), es el cartel que hay puesto fuera que dice asi: "Se necesita hombre", con ese doble sentido: trabajo, amor. Ya que sin lugar a dudas, Cora aprecia a su marido pero no le ama. Y lo mejor es que nos preguntamos porque realmente está con él y no con otro hombre. Y eso es una de las cosas con las que juega el guión junto con los malentendidos y las especulaciones policiales.
 
 

Como he dicho antes, la dirección de Tay Garnett, un director bastante irregular todo haya que decirlo, está genial. Un director que le gustaban los travellings, que al film regala planos simplemente deslumbrantes, como el de la presentación de Cora (Lana Turner), o el del intento de asesinato de su marido, absolutamente contundente y terrorifico con ese grito y ese plano del rostro de Garfield sin saber que es lo que ha ocurrido (como el espectador). El director en muchas ocasiones, como es costumbre, se apoya en su director de fotografía (por cierto, sabia utilización de la luz en esta pelicula) para crear escenas y planos que van desde la luminosidad de una ciudad, hasta los interiores más oscuros y ocultos. Una atmosfera cuidadisima.


También es destacable la notable fotografía nocturna en la escena del accidente automovilisco o las escenas nocturnas en la bahía. 

 
 
Si hay algo inolvidable de la película, a parte del conjunto y de su mensaje, es ese final, tan tremendamente injusto pero justo a la vez. Es como si nos quisiera decir de que en esta vida todo se paga, y quizás se salves y salgas inpune de algo injustamente, pero de la justicia del azar no podrás escapar, y es posible que se pague por aquello injustamente esta vez. El personaje de Garfield descansa, sabiendo que morirá en la camara de gas, pero quiere soñar que se reencontrará con su verdadero amor, ya que en esta vida el azar y la fatalidad jamás les dejó ser felices.

Me rindo ante ante esta joya, que quizás muchas personas infravaloren un pelin. Casi una obra maestra.
 
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Wayne -

Gran pelicula. Estoy totalmente de acuerdo con tu comentario.

Esta es la buena y no el remake con Nicholson, que no le llega ni a la suela del zapato.
un saludo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres